+34 636 662 714 / +34 620 467 441 info@intropsicoterapia.com

Escritura terapéutica

En este post vamos a hablar de una de las herramientas que tenemos disponibles para cuidar de nuestra salud psicológica y emocional: la escritura. Escribir para nosotros mismos es una buena forma de narrar aquello que nos preocupa o nos duele, reflexionar cuando tenemos que hacer una toma de decisiones, practicar cómo queremos comunicarnos y desahogarnos en situaciones difíciles.

Hay algunas características de la escritura que la convierten en un ejercicio muy beneficioso:

  • Al escribir, podemos expresar en privado aquello que sentimos, pensamos, fantaseamos…sin compartirlo con una mirada externa que juzgue la forma o el contenido de lo que nos contamos.
  • Una vez hemos escrito podemos releerlo, ver cómo nos llega lo que hemos expresado, y dar paso a evocar nuevos pensamientos o emociones que nos ayudan a profundizar en nosotros mismos.
  • Escribir implica dedicarnos un tiempo a solas, lejos de estímulos externos, por lo que nos ayuda a conectar con nosotros y cómo estamos en ese momento.
  • Es una actividad sencilla, para la cual solo necesitamos un papel, un lápiz o bolígrafo, un ambiente tranquilo y algo de tiempo.
  • Nos permite elegir el momento que sea más adecuado para nosotros, dependiendo de nuestros horarios, rutinas, etc.

A través de la escritura podemos conocer mucho sobre nosotros mismos y poner claridad en nuestros contenidos mentales. Sin embargo, no sustituye la necesidad de comunicarnos con otra persona, especialmente cuando se trata de problemas o conflictos difíciles de elaborar. En estos casos, se hace imprescindible la presencia de otra persona con quien hayamos forjado un vínculo de confianza que nos acompañe en el proceso, conteniendo nuestras emociones y angustias, y facilitando la labor de explorar a través de ellas nuestros propios significados.