+34 636 662 714 / +34 620 467 441 info@intropsicoterapia.com

¿Qué problemas tratamos en los adultos?


terapiaadultos

Trabajamos todos los síntomas que tienen una base psicológica, porque donde ponemos nuestro objetivo de trabajo es en el conflicto de base para que no solo se termine el síntoma, sino el origen conflictivo que provoca síntomas.

Nuestro modo de trabajar parte de la comprensión de cada síntoma como la manera en que la mente y el cuerpo de la persona expresa un malestar psicológico básico, consciente o inconsciente.

El diagnóstico solo es útil si nos acerca a lo que la persona siente y nos ayuda a su comprensión. Muchas veces comprobamos que la etiqueta diagnóstica limita el entendimiento completo de lo que está ocurriendo de fondo.

A modo orientativo, expondremos las problemáticas más comunes que pueden afectarnos aunque, como hemos dicho, pensamos que detrás de todas ellas hay una persona singular, y desde esa persona trabajaremos.

Depresión: la persona se encuentra apática, desganada, profundamente triste y sin consuelo, con pensamientos negativos recurrentes, insomnio, con ganas de no levantarse de la cama, sin interés por nada en absoluto, etc.

Ansiedad o estrés: Continua agitación, tensión y agotamiento físico y mental, irritabilidad, taquicardia, ahogo, dificultad para estarse quieto, para dormir, miedo a perder el control, ataques de pánico, etc.

Compulsiones u obsesiones incontrolables que dirigen las decisiones de la persona afectándole directamente a él y a los que lo rodean. Pensamientos repetitivos y conductas compulsivas.

Fobias, miedos y temores: que afectan a la visión sobre nosotros mismos, el cuerpo, al entorno, al futuro o a cualquier aspecto que limite el disfrute de las relaciones sociales, proyectos profesionales, personales u otro tipo de experiencias vitales.

Problemas alimenticios: cuando el conflicto se centra en el ámbito de la alimentación y se producen “atracones”, o un descontrol notable la dieta, por exceso o por defecto, anorexia, ortorexia, bulimia u otros.

Problemas en las relaciones sexuales que no permiten disfrutar de manera completa e íntegra del cuerpo y los encuentros íntimos, la disfunción eréctil, la eyaculación precoz, el vaginismo, o el descontrol de impulsos, así como obsesiones o compulsiones relacionado con ello.

Dificultades en las relaciones personales: debido a la visión sobre nosotros mismos (vergüenza, timidez…), a experiencias vividas, a miedos y fantasías sobre las relaciones.

Problemas psicosomáticos: que son la repercusión física de los conflictos psicológicos. Enfermedades cutáneas, gastrointestinales, alopecia, bruxismo, migrañas, mareos y desmayos repentinos, etc.

Adicciones y dependencias: que es la ausencia de control sobre el consumo de alguna sustancia, como el alcohol, el tabaco, la cocaína, o un comportamiento, como el sexo, el juego o las compras.

En ocasiones uno busca conocerse más, descubrirse, comprenderse sin nada apremiante que resolver de cara a vivir más plenamente y gestionar mejor los propios recursos, esto es lo que se llama introspección personal.

En caso de futuros terapeutas, es más que recomendable, pasar por un análisis personal, la terapia didáctica. Esta ayuda a posicionarse como paciente durante un tiempo siendo un aprendizaje fundamental pero sobre todo asegura que el futuro trabajo como terapeuta esté libre de conflictos personales.

En Intro Psicoterapia en Madrid , nuestro psicólogo en Madrid y director Alejandro Fernández-Osorio, es el responsable de recibir o derivar, dependiendo de disponibilidad, este tipo de consultas. Entra en su perfil para conocerlo y ponerte en contacto con él, si lo deseas.