+34 636 662 714 / +34 620 467 441 info@intropsicoterapia.com

“Problemas digestivos por estrés…”

Buenas tardes, escribo porque llevo ocho meses teniendo muchos problemas digestivos. Me han hecho varias pruebas y finalmente me dicen que no tengo nada físico y que probablemente sea por estrés. No sé cómo ponerle remedio a estos problemas que no me dejan hacer una vida normal, porque yo no me noto estresada. Siempre he sido tranquila, rara vez pierdo los nervios y aunque esté nerviosa lo controlo. No entiendo qué relación puede tener con el estrés y si es posible que esté tan nerviosa sin notarlo. Gracias. Hola, por lo que nos cuentas parece que tus problemas digestivos pueden ser la forma en que tu cuerpo está expresando un malestar psicológico. El estrés conlleva una serie de cambios en nuestro cuerpo que pueden manifestarse con tensión muscular, molestias digestivas y otros síntomas orgánicos. Sería positivo analizar cuál es el origen de este estrés y si hay otros conflictos internos que puedan estar detrás de tus molestias, ¿lo relacionas con algún cambio en tu vida? Nos dices que no tienes la sensación de estar estresada, y nos surge una pregunta ¿cómo sueles experimentar tus emociones?, ¿piensas que te cuesta reconocerlas? Algunas personas tienen ciertas dificultades para identificar y expresar sus estados internos, por lo que lo hacen a través de síntomas orgánicos que llamamos somatizaciones. Puedes plantearte, si tu médico te ha confirmado que no hay ninguna causa física para tus molestias, que quizá el origen de tu problema sea este que te comentamos. Para aliviar los problemas digestivos sería bueno que trataras en una psicoterapia las cuestiones más profundas que te planteamos y que pueden estar en la...

“Me siento muy mal…”

Hola, escribo porque llevo un tiempo muy mal y ya no sé qué hacer. Me siento desganada, no tengo ilusión por nada, cualquier cosa hace que me ponga a llorar, incluso sin ningún motivo, de repente siento un nudo en la garganta y rompo a llorar. He perdido el interés por las cosas, todo me da igual, lo único que quiero es estar tumbada en la cama y que nadie me moleste. Nunca me apetece arreglarme, ni siquiera ducharme, y no tengo apetito, he perdido 5 kg en los últimos tres meses. Mi madre está muy preocupada por mí y me ha pedido que os escriba para intentar buscar una solución, aunque no sé si la tiene. No sé cómo he podido terminar así, antes era una persona con mucha vitalidad, me gustaba mucho viajar, hacer deporte y tenía bastantes amigas. He ido perdiendo contacto con ellas porque han ido formando sus familias y ya apenas nos vemos. Yo nunca he querido tener pareja e hijos, pero siento que me estoy quedando sola y no sé cómo salir de este agujero. Gracias. Hola, te agradecemos el esfuerzo que has hecho escribiéndonos para pedir ayuda, es un buen síntoma de la fuerza que tienes para seguir adelante. Nos podemos imaginar lo difícil que está siendo sentir que te inundan tantas emociones negativas,  ¿estás pudiendo compartirlas con alguien? Recibir la atención y apoyo de las personas que están dispuestas a escucharte y compartir tu malestar, puede ser muy reconfortante. Hablas de que antes tenías mucha vitalidad y cosas en tu vida que te gustaban, ¿has pensado en qué ha cambiado para...

“Me siento insegura y perdida con lo que hago…”

Buenos días, soy Tamara, Os escribo porque desde hace unos meses me siento bastante perdida. Desde que recuerdo me ha gustado mucho escribir y todo lo que tiene que ver con Humanidades. Hace dos años que terminé la carrera de filosofía y desde entonces he estado buscando cómo ganarme la vida con ella. Empecé a escribir algunos artículos en revistas digitales pequeñas, y desde hace seis meses estoy trabajando para una de ellas. La cuestión es que desde que tuve la obligación de escribir me cuesta muchísimo hacerlo. No me surgen ideas, no me identifico con lo que les mando y ya no estoy segura de que quiera seguir dedicándome a esto. De repente, siento una profunda inseguridad en mi misma, pienso si me equivoqué eligiendo estudiar filosofía, quizá no era lo que realmente quería, o a lo mejor es que mis expectativas no eran realistas. Mi familia me dice que me ven triste, perdida, dando bandazos. No entienden que ahora que me van las cosas bien yo tenga tantas dudas, y se enfadan cuando me escuchan hablar de que no sé si esto es lo que quiero. Me dicen que ya soy mayorcita como para tener claras las cosas, y yo no lo siento así. Espero que me puedan ayudar, muchas gracias. Hola Tamara, En tus palabras podemos ver tristeza y sobre todo mucha angustia, entendemos lo duro que debe estar siendo sentirte así. Parece que esas inseguridades han aparecido desde que estás trabajando para una revista, ¿qué cosas eran diferentes cuando escribías sin sentir esa obligación? Puedes plantearte qué significa para ti el hecho de que escribir...