+34 636 662 714 / +34 620 467 441 info@intropsicoterapia.com

“Problemas digestivos por estrés…”

Buenas tardes, escribo porque llevo ocho meses teniendo muchos problemas digestivos. Me han hecho varias pruebas y finalmente me dicen que no tengo nada físico y que probablemente sea por estrés. No sé cómo ponerle remedio a estos problemas que no me dejan hacer una vida normal, porque yo no me noto estresada. Siempre he sido tranquila, rara vez pierdo los nervios y aunque esté nerviosa lo controlo. No entiendo qué relación puede tener con el estrés y si es posible que esté tan nerviosa sin notarlo. Gracias. Hola, por lo que nos cuentas parece que tus problemas digestivos pueden ser la forma en que tu cuerpo está expresando un malestar psicológico. El estrés conlleva una serie de cambios en nuestro cuerpo que pueden manifestarse con tensión muscular, molestias digestivas y otros síntomas orgánicos. Sería positivo analizar cuál es el origen de este estrés y si hay otros conflictos internos que puedan estar detrás de tus molestias, ¿lo relacionas con algún cambio en tu vida? Nos dices que no tienes la sensación de estar estresada, y nos surge una pregunta ¿cómo sueles experimentar tus emociones?, ¿piensas que te cuesta reconocerlas? Algunas personas tienen ciertas dificultades para identificar y expresar sus estados internos, por lo que lo hacen a través de síntomas orgánicos que llamamos somatizaciones. Puedes plantearte, si tu médico te ha confirmado que no hay ninguna causa física para tus molestias, que quizá el origen de tu problema sea este que te comentamos. Para aliviar los problemas digestivos sería bueno que trataras en una psicoterapia las cuestiones más profundas que te planteamos y que pueden estar en la...

“Estoy preocupada por mi salud…”

Hola, quería consultar porque estoy preocupada por mi salud. Hace un año empezó a interesarme mucho la nutrición y la salud, leía mucho sobre tipos de alimentos y dietas y empecé a comer mejor. Dejé de comer cosas insanas o con muchas calorías y a hacer más ejercicio, me hice un menú semanal y un plan de ejercicio para mantener mi cuerpo bien. Al principio noté que me sentía mucho mejor, coincidió con una etapa de mucho estrés en mi trabajo y cuidarme más me sentó bien. Pero hace unos meses que cuando me salto uno de los menús o no hago ejercicio me siento muy culpable así que intento compensarlo. Si un día como algo insano no como nada más en el resto del día, o si no hago mis ejercicios al día siguiente entreno el doble de tiempo. Me está empezando a preocupar estar obsesionada con mi salud, ¿creen que puede ser un problema? Gracias. Hola, queremos empezar diciéndote que cuidar de tu salud alimentándote bien y haciendo ejercicio es algo muy positivo. Sin embargo, por lo que nos cuentas parece que se ha convertido en una rutina rígida que cuando no logras cumplir te genera culpa y te hace sentir la necesidad de hacer algún tipo de compensación. Nos preguntamos si puede ser que estos comportamientos de compensación sean un castigo que te aplicas cuando no logras alcanzar el objetivo que te has marcado; en este sentido sí pueden ser un problema. Nos cuentas que el cambio en tus hábitos coincidió con un momento de estrés en tu trabajo. Algunas veces cuando sentimos que algo nos...

Es un suplicio cada vez que tengo que comer…

Hola! tengo problemas alimenticios… he llegado al punto de que me da asco la comida y es un suplicio cada vez que tengo que comer, pienso que solo vivo por y para comer y nunca tengo ganas de comer. Solo puedo comer en casa y con mis padres, en público no puedo porque tengo miedo, me pongo nerviosa y vomito (sin provocármelo). Quiero dejar claro que no vomito intencionadamente y que mi intención no es perder peso, al revés quiero ganar kilos. Entendemos que en tu caso no pretendes adelgazar y por tanto no te provocas tú misma el vómito ni evitas ingerir comida con este fin. Sin embargo, según cuentas parece que sientes poco control sobre un hábito diario y natural como es comer. No nos dices si asocias ese miedo a comer en público o ese asco con algo tuyo interior pero es importante que entiendas que este tipo de dificultades siempre están asociadas a algún aspecto psicológico propio que muchas veces resulta desconocido para nosotros. Al igual que en ocasiones nos cuesta dormir o relajarnos sin aparente motivo, podemos tener dificultades con la comida como modo de expresar un conflicto interno más profundo que el mero deseo de adelgazar o tener buen cuerpo. Si relees tu consulta verás que tú misma expresas que “solo vives por y para la comida y sin embargo nunca tienes ganas de comer”, esta contradicción es en la que debes profundizar buscando un espacio de autoconocimiento y expresión de lo que sientes que quizás no has tenido hasta ahora. Desconocemos si te has planteado acudir a un psicoterapeuta pero pensamos que...