+34 636 662 714 / +34 620 467 441 info@intropsicoterapia.com

“Me siento desbordado…”

Buenas tardes, soy un chico de 24 años y escribo porque llevo un tiempo pasándolo bastante mal. Creo que quiero dejar mi carrera porque me está ahogando, pero no sé cómo hacerlo. Desde siempre se me ha dado bien estudiar, aunque no le dedicaba mucho esfuerzo las cosas se me quedaban con facilidad. En el instituto, mis amigos me pedían que les diera clases con las asignaturas que no entendían y todo el mundo esperaba que hiciera una carrera difícil y que tuviera mucho éxito en la vida. Desde hace seis años estoy estudiando matemáticas y cada vez me gusta menos mi carrera. No consigo aprobar las asignaturas y las épocas de exámenes lo único que quiero es salir corriendo. He pensado en cambiar de carrera pero no sé qué hacer, mis padres me dicen que cómo voy a tirar tantos años a la basura y que si me esfuerzo no tengo por qué fracasar. Cada vez que lo pienso me siento desbordado, al límite y no consigo que la sensación de agobio se vaya con facilidad. Gracias por atenderme. Hola, entendemos lo duro que debe estar siendo sentirte tan mal, el hecho de que hayas decidido escribirnos refleja una enorme fortaleza, a la que puedes agarrarte para resolver lo que te ocurre. Por lo que nos cuentas, a lo largo de tu vida has sentido que se esperaba de ti que tuvieras muy buenos resultados académicos; nos preguntamos ¿cómo te sientes ante esta expectativa de los otros? A veces, cuando sentimos que las personas que son importantes para nosotros esperan algo de nosotros, podemos temer perder algo de...

“Problemas digestivos por estrés…”

Buenas tardes, escribo porque llevo ocho meses teniendo muchos problemas digestivos. Me han hecho varias pruebas y finalmente me dicen que no tengo nada físico y que probablemente sea por estrés. No sé cómo ponerle remedio a estos problemas que no me dejan hacer una vida normal, porque yo no me noto estresada. Siempre he sido tranquila, rara vez pierdo los nervios y aunque esté nerviosa lo controlo. No entiendo qué relación puede tener con el estrés y si es posible que esté tan nerviosa sin notarlo. Gracias. Hola, por lo que nos cuentas parece que tus problemas digestivos pueden ser la forma en que tu cuerpo está expresando un malestar psicológico. El estrés conlleva una serie de cambios en nuestro cuerpo que pueden manifestarse con tensión muscular, molestias digestivas y otros síntomas orgánicos. Sería positivo analizar cuál es el origen de este estrés y si hay otros conflictos internos que puedan estar detrás de tus molestias, ¿lo relacionas con algún cambio en tu vida? Nos dices que no tienes la sensación de estar estresada, y nos surge una pregunta ¿cómo sueles experimentar tus emociones?, ¿piensas que te cuesta reconocerlas? Algunas personas tienen ciertas dificultades para identificar y expresar sus estados internos, por lo que lo hacen a través de síntomas orgánicos que llamamos somatizaciones. Puedes plantearte, si tu médico te ha confirmado que no hay ninguna causa física para tus molestias, que quizá el origen de tu problema sea este que te comentamos. Para aliviar los problemas digestivos sería bueno que trataras en una psicoterapia las cuestiones más profundas que te planteamos y que pueden estar en la...

“Vencer esta timidez…”

Buenos días, me gustaría consultar por un problema de ansiedad que tengo. Cuando estoy en grupos con gente desconocida me pongo muy nervioso, me sudan las manos y me tiembla la voz si intento hablar. Siempre he sido tímido, pero antes esto me ocurría menos porque siempre me relacionaba con mi grupo de amigos de toda la vida, y con ellos no tengo ningún problema, desde que entré en la universidad me cuesta mucho relacionarme con gente nueva y termino aislándome. Me gustaría que me dieran algún consejo para vencer esta timidez. Gracias. Hola, te agradecemos que nos hayas escrito.  Por lo  que nos cuentas tus problemas aparecen cuando estás con personas que conoces poco, ¿cómo te sientes en esas situaciones? Puede ser que tengas un temor a que las demás personas te evalúen de manera negativa, y esta sensación de sentirte juzgado te produzca la ansiedad que describes. Sería bueno pensar por qué sientes que en las relaciones con los demás te van a ver como alguien inadecuado. A veces, las personas tenemos ideas negativas sobre nosotras mismas que nos hacen sufrir y que suelen proceder de las experiencias que hemos tenido en nuestra infancia y adolescencia, que nos hacen internalizar una imagen determinada de nosotros mismos. Para aliviar el malestar que nos producen esas ideas, podemos proyectarlas en los demás, pensando que son ellos quienes nos ven de esa forma. Esta dinámica alimenta la ansiedad que sentimos ante la mirada de los otros y dificulta que disfrutemos de las relaciones. Te animamos a que te plantees si te puede estar ocurriendo esto, acompañado de un profesional en...

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es una respuesta de nuestro organismo ante situaciones que interpretamos como amenazantes, nos ayuda a estar alerta y nos predispone a la huida o a la lucha. Esta adaptación defensiva nos ha servido tanto para enfrentar una situación peligrosa, como que un objeto grande nos fuera a caer encima o alguien nos fuera a atacar, como para abordar un examen o un trabajo nuevo. La experiencia de la ansiedad viene acompañada de una serie de cambios fisiológicos que van dirigidos a cumplir esta función de respuesta ante un evento amenazante. Produce vasodilatación, aumento de la frecuencia cardíaca, respiración más rápida que nos proporciona más oxígeno, entre otros. De esta manera, nuestro organismo está más preparado para actuar, nuestros músculos y nuestro cerebro funcionan a pleno rendimiento. Sin embargo, cuando esta activación se mantiene en el tiempo, sobrepasa el nivel óptimo o aparece en situaciones que no tienen por qué ser amenazantes, puede suponernos un problema. Cada persona experimenta la ansiedad de una forma distinta, siendo los síntomas más habituales los ataques de pánico, sensación de opresión en el pecho o de que nos falta el aire, sudoración, irritabilidad, insomnio, falta de concentración, cansancio físico y mental, tensión muscular, etc. Las personas podemos ir aprendiendo a lo largo de nuestra vida, y en especial de nuestros primeros años, qué situaciones son peligrosas, a través de lo que nos transmiten nuestras figuras primarias, es decir, aquellas que nos cuidan y protegen. Así mismo y en base a esto, vamos asumiendo discursos y generando una idea de nosotros mismos ante el día a día cotidiano, interpretándolo, en algunos casos, desde...

“Me cuesta relacionarme, suelo pensar que me juzgan…”

He decidido consultar porque no soporto más lo que me ocurre. Soy una chica muy insegura y me cuesta relacionarme, cuando estoy con otras personas suelo pensar que me juzgan, que están pensando que estoy gorda, que digo tonterías… Por este motivo evito hablar y cada vez me siento más aislada. Ahora tengo 19 años pero esto me ocurre desde siempre. Espero que me puedan ayudar. Un saludo. Hola, te agradecemos que nos hayas escrito, por lo que nos cuentas has llegado a un punto en el que no quieres seguir soportando lo que te ocurre y has dado un importante paso para solucionarlo decidiendo consultar. El hecho de que lo hayas hecho refleja la fortaleza que tienes para buscar sentirte mejor. Por lo que nos dices, parece que te sientes juzgada de manera negativa cuando te relacionas con otras personas, imaginamos lo doloroso que debe ser y cuánto te estará dificultando relacionarte. Al leerte nos preguntamos ¿puede ser que tú misma pienses alguna de estas cosas sobre ti? A veces, podemos colocar en los demás ideas que tenemos sobre nosotros mismos que no aceptamos y que nos generan mucho malestar, como una forma de defendernos de esos pensamientos que nos hacen daño. Es lo que solemos llamar proyección. Sería bueno que te plantearas si te puede estar ocurriendo esto. Pensamos que una psicoterapia te podría ayudar a analizar las ideas que tienes sobre ti misma y a encontrar la forma de sentirte mejor. Un...