+34 636 662 714 / +34 620 467 441 info@intropsicoterapia.com

“Sin ganas de hacer nada ni ver a nadie…”

Hola, hace tiempo que pensé en escribir pero no me animaba a hacerlo. Siempre he sido una chica melancólica, me cuesta estar feliz pero antes tenía malos y buenos momentos, desde hace unos meses estoy casi siempre triste, sin ganas de hacer nada ni ver a nadie, paso mucho tiempo sola porque tengo hobbies solitarios y disfruto con ellos, pero ahora es distinto porque es lo único que me apetece hacer. Por mi forma de ser nunca he tenido muchos amigos, no me he relacionado demasiado, pero ahora cada cosa que tengo que hacer, como ir a clase o visitar a mi familia, me cuesta mucho, y me da miedo que no se me pase nunca. Hola, por lo que nos dices esta sensación de tristeza te ocurre desde hace unos meses, ¿ha coincidido con algún cambio en tu vida? Hay momentos en los que las personas podemos necesitar estar más tiempo con nosotras mismas; sin embargo, parece que en tu caso te preocupa que no sea solo una etapa, puede que haya algún malestar que se está expresando de esta forma y sería bueno identificarlo y abordarlo. Dices que siempre has preferido hacer actividades en soledad y que nunca has tenido muchas relaciones sociales, sin embargo en este momento hay algo que es distinto a como lo estabas viviendo hasta ahora. Nos surge una pregunta, ¿cómo te sientes cuando estás con otras personas? Puedes plantearte si es posible que hayas incorporado la idea de que cuando te sientes mal, tú misma debes encontrar alivio ya que éste no va a proceder de relacionarte con los otros. Has dado...

Depresión: algunas claves para comprenderla

La depresión es uno de los síntomas que más nos encontramos en las consultas psicológicas. Cuando hablamos de ella nos referimos a un estado que afecta al plano emocional, cognitivo y conductual. Cada persona tiene una forma particular de vivir la depresión, que depende de cómo ha aprendido a expresar sus emociones, los valores que ha interiorizado en su entorno social, su propia identidad, entre otros factores. Es habitual sentir una sensación de tristeza, apatía e irascibilidad. Además, vienen acompañadas de una disminución de la capacidad de disfrutar, puede aparecer cansancio físico, pérdida del apetito, dificultades para concentrarse… Los pensamientos de una persona en un estado depresivo suelen estar teñidos de negatividad, no tanto porque se vean las cosas de forma distorsionada, sino porque el foco está colocado en los aspectos negativos, minimizando los elementos positivos que nos ayudan a mirar de una manera más optimista. Hay una metáfora que podemos usar para entender esta percepción distinta del mundo. Una persona con depresión es alguien que atraviesa un momento en el que necesita, por diversos motivos, utilizar unas gafas de sol oscuras. Estas gafas filtran la luz que le permitía ver las cosas con mayor luminosidad. Si hacemos intentos por quitar esas gafas sin llegar a comprender para qué las necesitamos, solo logramos deslumbrarnos. Suele ser una etapa en la que se busca estar recogido con uno mismo y obtener el consuelo y apoyo de aquellas personas que sentimos más cercanas. A pesar de que es un momento doloroso, difícil de transitar, también puede ayudar a reparar heridas psicológicas o emocionales que necesitan ser atendidas. Es positivo explorar cual...

“Me siento muy mal…”

Hola, escribo porque llevo un tiempo muy mal y ya no sé qué hacer. Me siento desganada, no tengo ilusión por nada, cualquier cosa hace que me ponga a llorar, incluso sin ningún motivo, de repente siento un nudo en la garganta y rompo a llorar. He perdido el interés por las cosas, todo me da igual, lo único que quiero es estar tumbada en la cama y que nadie me moleste. Nunca me apetece arreglarme, ni siquiera ducharme, y no tengo apetito, he perdido 5 kg en los últimos tres meses. Mi madre está muy preocupada por mí y me ha pedido que os escriba para intentar buscar una solución, aunque no sé si la tiene. No sé cómo he podido terminar así, antes era una persona con mucha vitalidad, me gustaba mucho viajar, hacer deporte y tenía bastantes amigas. He ido perdiendo contacto con ellas porque han ido formando sus familias y ya apenas nos vemos. Yo nunca he querido tener pareja e hijos, pero siento que me estoy quedando sola y no sé cómo salir de este agujero. Gracias. Hola, te agradecemos el esfuerzo que has hecho escribiéndonos para pedir ayuda, es un buen síntoma de la fuerza que tienes para seguir adelante. Nos podemos imaginar lo difícil que está siendo sentir que te inundan tantas emociones negativas,  ¿estás pudiendo compartirlas con alguien? Recibir la atención y apoyo de las personas que están dispuestas a escucharte y compartir tu malestar, puede ser muy reconfortante. Hablas de que antes tenías mucha vitalidad y cosas en tu vida que te gustaban, ¿has pensado en qué ha cambiado para...