+34 636 662 714 / +34 620 467 441 info@intropsicoterapia.com

Obsesiones y compulsiones

¿Qué es el trastorno obsesivo-compulsivo? Los psicólogos hablamos de trastorno obsesivo-compulsivo para referirnos a un problema psicológico caracterizado por pensamientos intrusivos, automáticos y que escapan al control racional, que llevan a la persona a desarrollar comportamientos en forma de rituales para aliviar una angustia o temor. Llamamos a los contenidos mentales obsesiones y al comportamiento asociado compulsiones. Cada persona, en función de cómo se ha constituido su identidad, sus experiencias y los mensajes que ha recibido de su entorno especialmente durante sus primeros años de vida, puede desarrollar unos pensamientos obsesivos y comportamientos compulsivos diferentes.  Algunos de los más habituales son: Obsesión por la contaminación: aversión a la suciedad, los gérmenes o cualquier foco de infección que pueda provocar una enfermedad. Las personas que sufren esta obsesión se sienten obligadas a realizar rituales de limpieza que interfieren con su vida cotidiana e incluso pueden llegar a ser dañinos para su salud, como lavarse las manos o el cuerpo hasta provocarse irritaciones. A través de los rituales de limpieza alivian el miedo que sienten. Obsesión de comprobación: temor intenso a tener un olvido o descuido que tenga consecuencias negativas, como dejar un grifo abierto, cerrar la llave de gas, cerrar la puerta con llave o poner la alarma del despertador. Ante estas ideas que generan ansiedad la persona recurre a rituales de comprobación, asegurándose repetidas veces de haber hecho lo que les preocupa olvidar. Obsesión por el orden y la simetría: la persona siente que determinados objetos deben estar en una posición concreta, por ejemplo, guardando cierta simetría, o bien que hay una forma adecuada de hacer algo y que...