+34 636 662 714 / +34 620 467 441 info@intropsicoterapia.com

Psicoterapia infantil en Madrid

Los niños y niñas pueden presentar actitudes, comportamientos o emociones que como padres nos preocupen. Acudir entonces a un psicólogo infantil es muy positivo, ya que, en primer lugar, nos enseña a comprenderlos y educarlos mejor, y por otro lado logramos que el niño/a pueda canalizar de modo adecuado lo que está sintiendo.

Cada niño expresa el malestar de acuerdo con su modo de ser y según las herramientas que haya adquirido en lo que lleva de vida.psicologa infantil-psicoterapia infantil

Para nosotros el diagnóstico solo es útil si nos acerca a lo que el niño siente y nos ayuda a comprenderlo. Por un lado, una misma etiqueta puede nombrar distintos malestares, no los podemos tratar igual por mucho que parezcan tener el mismo diagnóstico. Por otro, el niño/a es un ser en continua evolución y una etiqueta limitaría mucho ese crecimiento integral.

Hay niños que cometen errores en la atención precisamente por intentar estar atentos a todo, algo en su desarrollo ha hecho que necesiten estar hiperatentos no pudiendo concentrarse en nada en concreto. Otros, sin embargo, han necesitado “desconectarse” del mundo por tener pocos recursos para hacerle frente. En ambos casos hablaríamos de “déficit de atención” aunque tendríamos delante a dos niños muy distintos.

En otros casos los niños expresan su malestar mediante rabietas o irritabilidad que ya sea normal o anormal para su momento evolutivo, es necesario aprender a manejar y canalizar de otro modo más saludable.

Hay niños que no paran y decimos que son hiperactivos. Aquí tendremos que diferenciar si se trata de ansiedad, de temperamento activo o de un modo de expresar su intranquilidad por algo que les está pasando.

Las dificultades con sus iguales también nos hablan de lo que les pasa, pueden ser agresivos, demasiado sumisos y con poca autoestima, muy vergonzosos y con dificultad para relacionarse…

En otros casos los niños presentan miedos a la oscuridad, a los monstruos, a la soledad…. o a la desaprobación de los demás en el caso de los más mayores. Aquí aparecen también problemas con la alimentación o el aspecto físico en general, el cuerpo se convierte en la carta de presentación y mediante este se manifiesta lo que uno es o quiere ser.

Hay muchos niños que no pueden expresar su malestar e inconscientemente lo hacen con problemas físicos o psicosomáticos. Aparecen entonces los vómitos sin motivo, el dolor de cabeza y de tripa, algunos problemas de la piel… en estos casos el cuerpo expresa lo que no se puede escuchar de otro modo.

Como adultos, entendemos que algunas vivencias pueden afectar en la vida de un niño/a y que necesita ayuda para superarlo, entonces también se puede acudir a un psicólogo para que evalúe el impacto que eso ha podido tener en el niño. Sucede esto ante el divorcio de los padres, la muerte de un ser querido, un episodio de acoso escolar, un abuso sexual (en este último es siempre recomendable la ayuda de un profesional desde el primer momento), etc.

En INTRO psicoterapia pensamos que los padres son el motor principal de cambio por ser las figuras más importantes para los niños por lo que su colaboración se convierte en parte fundamental del tratamiento. Como filosofía de trabajo entendemos que aunque hay unos patrones evolutivos generales, todo desarrollo es personal y todo niño, único.

Nuestra psicóloga responsable del área infantil, Marta Cabezas, es la que recibe o deriva, dependiendo de disponibilidad, este tipo de consultas. Entra en su perfil para conocerla y ponerte en contacto con ella.